Existen numerosas maneras de viajar: a través de los olores, gracias a la imaginación y, cómo no, mediante la gastronomía. No conoces de verdad una ciudad si no saboreas sus platos típicos y no te empapas de sus vinos. La gastronomía da muchas pistas de un país y de su gente, y sería impensable hablar de Italia sin mencionar su pasta o sus pizzas. Fellina, un restaurante italiano del Grupo Le Cocó situado en el número 21 de la calle Caracas, nos invita a viajar al país de la bota a través de sus platos. Os cuento cómo fue mi experiencia.

La carta

fellina
Foto: Miss Carbonara

Hace apenas dos semanas os comentaba lo bien que comí en Giulietta, otro restaurante italiano del Grupo Le Cocó. La carta de ambos restaurantes es muy similar, algo que es genial porque sabes que la materia prima será de calidad en cualquiera de los dos. En Fellina, cuyo Jefe de Cocina es Denis Codespoti, decidimos probar otros platos para obtener una visión más amplia.

Como en Giulietta nos revelaron que uno de los platos más ricos era el carpaccio de solomillo, lo pedimos sin dudarlo en Fellina, puesto que vimos que también figuraba en la carta. No me defraudó: la carne era finísima y las lascas de parmiggiano le otorgaban ese punto canalla que tanto nos gusta a los amantes del queso. Una cosa que me sorprendió gratamente fue la ensalada de rúcula que lo acompañaba. Debo admitir que a mí me encantan las ensaladas pero a veces me estorban cuando vienen de adorno en algún plato. Sin embargo, en este caso me encantó la combinación del solomillo con el queso y la rúcula.

Además, nos apetecía probar una pasta rellena. Ya conocéis mi adicción por el queso, por lo que no os sorprenderá si os digo que apostamos por los ravioli rellenos de queso de cabra, calabaza y con tomate seco. Son muy sabrosos: el tomate seco le añade el toque original que marca la diferencia. Eso sí, elige bien con qué combinas este plato porque sacia bastante.

fellina
Foto: Miss Carbonara

Por otra parte, os confieso que me pierde la trufa, y la pizza sí la teníamos clara: se nos hizo la boca agua cuando vimos que tenían una de setas y trufa. En El Columpio, otro restaurante del Grupo Le Cocó que está justo enfrente de Fellina, ya habíamos probado su pizza de trufa (espectacular) y aquí superó el examen con creces.

fellina
Foto: Miss Carbonara

De postre, el cuerpo nos pedía algo ligero y tiramos por el helado de mango y por el de mascarpone (cómo no, ¿verdad?).

La decoración

fellina
Foto: Miss Carbonara

En Fellina se definen como “Gusto e Passione”, valores que transpiran en la decoración. El estilo, al igual que la carta, comparte muchas semejanzas con Giulietta. En la entrada nos topamos con una Vespa, símbolo indiscutible de Italia, y con un neón en el que es imposible no hacerse fotos (todo muy Instagram, por cierto). Fellina cuenta con dos plantas que recuerdan a una trattoria italiana aunque en su versión más moderna: manteles de cuadros, mucha madera, vegetación y un rinconcito dedicado a homenajear a los productos típicos italianos.

El diseño interior fue un trabajo de Madrid in Love y el resultado es delicado y elegante: el ladrillo visto, la mezcla de sillas diferentes y el juego con las luces crean un conjunto de ambientes que dan ganas de fotografiar hasta fundir la memoria del móvil.

fellina
Foto: Miss Carbonara

El servicio

Si algo he comprobado en los restaurantes del Grupo Le Cocó es que las camareras que me han atendido recomiendan sin temor sus platos favoritos, y yo esto lo valoro de manera muy positiva. Aquí nos sugirieron que pidiéramos la pasta de trufa que ya probamos en Giulietta (plato estrella, prometido), pero como no queríamos repetir nos guiaron con las pastas rellenas. Siempre es sinónimo de confianza que un camarero hable sin ambages de sus platos preferidos.

#ParaIrCon

En plena época de eventos, Fellina es el restaurante ideal para la cena de Navidad con tus mejores amigas. Sin embargo, también es perfecto para una cena romántica.

El precio

El precio oscilará entre los 25-30 euros.

Si quieres saber más

Te invito a bichear la web de Fellina, su Instagram y su página de Facebook. Aprovecho para recordar que los restaurantes del Grupo Le Cocó son dog friendy, así que puedes traer tranquilamente a tu perrito o perrita.