San Valentín o San Solterín, ¿qué más da? Pero lo cierto es que el 14 de febrero es un día que se presta a salir a cenar con independencia de cuál sea tu situación sentimental. Aunque pienses que es un día urdido por el capitalismo, si tienes pareja es la excusa perfecta para organizar una cita porque, ¿cómo no vais a celebrar el día de los enamorados? Y, si estás soltera, te entrarán sarpullidos viendo cómo la gente vomita amor (a veces fingido) en Instagram y pensarás que tú también tienes derecho a ir a brindar por la amistad y por la libertad junto con tus amigas. En cualquier caso, aquí va una lista exprés de restaurantes para San Valentín por si te animas a salir a comer o a cenar.

Para una primera cita: sorprender sin agobiar

restaurantes para san valentín
Foto: Barbara Ann

Hay gustos tan dispares como personas en el mundo, pero como este post es una lista exprés vamos a centrarnos en el estereotipo. ¿Cómo es realmente una primera cita? Quizá sea con ese chico/a de Tinder con el que llevas semanas hablando y te encanta pero que en el fondo no habéis salido del entorno online, puede que sea con alguien que conociste en La Flaca el fin de semana y te tiene obnubilada o tal vez se trate de un chico que ni fu ni fa pero al que le vas a dar una oportunidad.

Bien, en estos casos lo más recomendable es ir a un restaurante mono, aparente, pero sin ser elegante en exceso para que la otra persona no piense que en el fondo de tu cabeza retumba la canción de “El anillo pa’ cuándo”. Ya sabemos que media sociedad española es alérgica al compromiso y no queremos empezar con mal pie, ¿verdad? Los restaurantes para San Valentín más idóneos podrían ser Lambuzo (comida gaditana a buen precio con una ensaladilla de langostinos de rechupete), Makkila (pinchos originales y una decoración coqueta), Barbara Ann(para modernos), el aperitivi de La Flaca (si quieres cerveceo con un buen catering en un ambiente distendido) o María Bonita Taco Bar (uno de mis mexicanos preferidos).

Si lleváis poco tiempo saliendo: ¿Cursiladas sí o no?

restaurantes para san valentín
Esta es la famosa tarta de queso del restaurante Gigi. Foto: Adriana Benito

Pongámonos en situación: lleváis tres meses quedando, parece que la cosa va en serio y de repente os plantáis en un 14 de febrero sin comerlo ni beberlo. ¿Quedamos? ¿No quedamos? Lo sé, esa pregunta te la estás haciendo en bucle. Pues sí, mujer, quedad y que os quiten lo bailao. Si os apetece un restaurante de estética delicada os sugiero Gigi (su tarta de queso es de las mejores de Madrid) o Fellina (pedid spaghetti al tartufo y berenjenas a la parmesana). Para los más exóticos, lo mejor es atreverse con Bang Cook (el tataki de atún está increíble y es abundante) o con el Inti de Oro (el ceviche lo tenéis que probar).

Para parejas consolidadas: una salida de la rutina obligatoria

restaurantes para san valentín
Foto: Restaurante Malafemmena

Después de 5 años juntos, es posible que San Valentín os dé un poco igual. Sin embargo, es un día en el que podéis (y debéis) salir de la rutina, sorprender al otro… En fin, es un día para disfrutarlo, por qué no. Entre los restaurantes para San Valentín que os recomiendo están Malafemmena (los tortelloni de trufa blanca son brutales), Raimunda (la lasaña de rabo de toro es original y la decoración es una monada) y Ocafú (para paladares tradicionales que saben apreciar una buena tortilla de Betanzos).

Cenita con tu rollo estable: el punto exótico que necesitáis

restaurantes para san valentín
Restaurante Bangalore. Foto: Adriana Benito

No sois pareja, pero en San Valentín os apetece quedar y no queréis ir al bar de la esquina. Genial, es una ocasión idílica para explorar la cocina de otros países. Por ejemplo, podéis dejaros caer por Bangalore, (un restaurante indio con comida rica y decoración exquisita), por Piscomar (me habéis pillado, ahora me camela la comida peruana) o por El Buda Feliz (un clásico que no falla).

Y si has quedado con tu ex…

restaurantes para san valentín
Foto: Mozza Bar

Esto es algo que puede pasar, todos lo sabemos. Ninguno de los dos tiene una nueva pareja y de repente te propone salir a cenar esa persona por la que lloraste a moco tendido pero que bueno, ahora que lo has superado la idea de quedar te seduce. Para estos casos, lo mejor es ir a algún restaurante donde al menos se cene bien (por si la cosa se tuerce), pero sin caer en la pomposidad. ¿Ideas? Lamucca, Mozza Bar o Shanghai Mama pueden estar muy bien.

¿Estás solter@? Entonces tienes una ventaja sobre los emparejados: ¡Puedes ir a cualquier restaurante de la lista!