A pesar de que septiembre es sinónimo de vuelta a la rutina, a las jornadas completas y a los atascos, se trata de un mes que tiene una pátina de magia. A mí me recuerda un poco al día de Año Nuevo: nuevos propósitos, ebullición de planes y la última oportunidad para que este cuatrimestre sea el más emocionante del año. Amo viajar, ya lo sabéis, pero como todavía no estoy montada en el dólar (ojo a mi mentalidad de crecimiento) intento convertir Madrid en una ciudad distinta cada fin de semana. Porque sí, amigos y amigas, Madrid no será la ciudad más bella pero sí una de las más divertidas. Tampoco es ningún secreto que Italia ocupa un huequecito en mi corazón, por eso os traigo una lista con cinco restaurantes italianos en Madrid para cinco ocasiones diferentes. Buon appetito!

1. Para una cena con amigas: The Bellini’s

Neón de The Bellini’s. Foto: Adriana Benito (Instagram @mrscarbonara)

¿Eres de las que no perdonan su cenita semanal con tus mejores amigas? Os recomiendo uno de los restaurantes italianos en Madrid que es perfecto para este tipo de plan: The Bellini’s. Acabáis de llegar de unas vacaciones con la tarjeta de crédito temblando, estáis maquinando la siguiente escapada y un porcentaje nada desdeñable del sueldo se os va en ubers, ¿cierto o no? Si vuestra situación coincide con lo que acabo de describir, reservad de cabeza en The Bellini’s. Babeo con solo pensar en los tagliolini a la crema de trufa: tienen un sabor intenso pero sin llegar a resultar pesados. La pizza de quesos también me flipó, pero os tengo que comentar que otras amigas pidieron la de albóndigas y no salieron satisfechas.

Precio medio: 20-25€

Nota: 8

Comentarios: Los platos son muy abundantes, es un restaurante barato y su decoración es delicada y con un aire chic. Lo que me despista un poco es el servicio: mis padres, por ejemplo, siempre han tenido muy buena experiencia pero la mía ha sido regular (cuentas con errores y personal reticente a corregirlos, camareros algo insistentes…).

2. Para una comida familiar: Fellina

fellina
Ravioli rellenos de queso de cabra. Foto: Adriana Benito (Instagram @mrscarbonara)

He recomendado Fellina a personas diferentes dentro de mi entorno y me sorprende comprobar que se han convertido en clientes habituales, y entre ellos amigos de buen comer. Fellina es uno de esos restaurantes italianos en Madrid que parecen traídos directamente del país de la bota: manteles de cuadros, mesas de madera y un rincón reservado para exponer los productos de la cocina típica italiana. Da igual el día que vayas, Fellina estará a rebosar de gente, y no hay mejor aval que ese. De este restaurante del grupo Le Cocó voy a destacar las berenjenas a la parmesana y la pizza frita con speck y gorgonzola. Esta versión de la pizza italiana la probé aquí por primera vez y nos flipó tanto a mis amigas como a mí.

Precio medio: 25-30 euros

Nota: 9,2

Comentarios: Me parece bastante guay que puedas llevar contigo a comer a tu mascota perruna, y eso en el caso de Fellina puedes hacerlo. Otra de los aspectos que me gustaría destacar es el aperitivo que te sirven para ir abriendo boca: finas lonchas de mortadela italiana y queso parmesano. El único pero que le pondría es que por las noches están desbordados, sobre todo los fines de semana, y por eso en alguna ocasión he tenido que pedir que me calentasen de nuevo la pasta.

3. Para una cita: Gioia

restaurantes italianos en madrid
Pasta con trufa de Gioia. Foto: Adriana Benito (Instagram @mrscarbonara)

Si estás quedando con alguien que aprecia la gastronomía y le llevas a Gioia te puedo garantizar que vas a conquistar el estómago de esa persona. Si buceas un poco por internet verás que Gioia está en la mayoría de las listas de los mejores restaurantes italianos en Madrid. No me gusta demasiado recurrir al refranero pero este dice que “cuando el río suena agua lleva”, y con Gioia se cumple. La cocina creativa de Davide Bonato está para chuparse los dedos: la mejor pasta con trufa la he comido aquí, y no exagero. Todos conocemos algún que otro restaurante con mucha fama en el que los platos están muy ricos pero las raciones son diminutas. Este no es el caso. Mi mejor amiga y yo no nos pudimos acabar lo que pedimos.

Precio medio: 55 euros

Nota: 9,1

Comentarios: El servicio está muy pendiente de ti y tienen detalles como lo son invitarte a un aperitivo y a un pequeño postre. Los tagliolini al tartufo de Gioia son los mejores que he probado hasta el momento, aunque ya os aviso de que sacian. El carpaccio, en cambio, hubiera preferido que tuviera un corte más fino. Tienen varios menús degustación que probablemente te compensen. Aunque la decoración no impresiona, el producto es de calidad.

4. Para una ocasión especial: Malafemmena

restaurantes italianos en madrid
Foto: Malafemmena

Malafemmena pertenece al grupo Pulcinella, que engloba varios restaurantes italianos en Madrid que compiten entre ellos por su originalidad. La decoración de Malafemmena es rompedora y elegante al mismo tiempo: una ilustración de Sophia Loren en la pared acompañada de una frase en la que la actriz afirma que le gusta más comer y beber vino que tener una talla cero lo dice todo. Malafemmena es uno de esos restaurantes a los que ir cuando sea una ocasión especial: un cumpleaños, un aniversario o algo así. No lleves aquí a tu crush en las 3 primeras citas, que en estos tiempos de Tinder lo mismo huye pensando que le vas a pedir matrimonio. De los platos de pasta clásica recomiendo los pennette con salmón y vodka (genialidad en estado puro), y de la pasta rellena los tortelloni de trufa (sí, soy adicta a la trufa, no pasa nada).

Precio medio: 40 euros

Nota: 9

Comentarios: Malafemmena es uno de esos restaurantes que hay que conocer, así que cuando tengas la oportunidad te animo a que lo hagas. Las raciones no son pequeñas pero tampoco demasiado abundantes, así que ten este dato en cuenta antes de pedir.

5. Para una comida de empresa: Antonella

antonella

Si sugieres Antonella para una comida de empresa vas a quedar fenomenal, en serio. Pertenece también al grupo Le Cocó, así que prepárate para inundarte de la atmósfera italiana cuando cruces la puerta. Como todavía va a haber días de calor te propongo que pruebes el tartar de atún con fresas (plato fresquito con un sabor muy original) y la fregula sarda, que es la pasta típica de Cerdeña.

Precio medio: 25-30 euros

Nota: 9

Comentarios: Este es otro de los restaurantes italianos en Madrid en el que las raciones tienen un tamaño ideal, no te vas a quedar con hambre. Quizá lo que me dé más pereza es la zona, que no es tan céntrica como el resto, y por eso preferiría ir a comer en lugar de a cenar.

Y tú, ¿qué otros restaurantes italianos en Madrid añadirías? ¡Comenta el post!